Tupac sabía perfectamente que nos reencarnamos.

Capricornio Uno y la importancia de la televisión...